Posteado por: Monasterio Cisterciense Santa María de la Santisima Trinidad | 4 julio, 2010

En 1584, fue fundado en Lima (Perú) el primer monasterio Cisterciense femenino, fuera de Europa.

Durante más de tres siglos y medio floreció mucho, llegando a albergar según cuenta la historia, al rededor de 300 monjas.

Pero dentro del misterio de Dios, en quien nos movemos y existimos, en 1960, cuando sólo quedaba un reducido número de monjas mayores, estas fueron fusionadas con las Religiosas Franciscanas de la Inmaculada Concepción, no sin un profundo dolor.

El día 29 de diciembre del año de gracia 1992, re-nace o resucita El Cister en el Perú, con la llegada de tres monjas enviadas del monasterio Cisterciense de Santa María la Real “Las Huelgas” ubicado en Burgos España.

Fueron muy bien acogidas por el Azobispo de Lima, en la persona del entonces Cardenal Augusto Vargas Alzamora, S.I.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: